martes, 24 de febrero de 2015

Carisma Claretiano para educadores

Carisma es un don que Dios da aquellos personas como una identidad única y especial. Este don o carisma, puede ser solo para esta persona, pero también puede compartirse con otros.
San Antonio María Claret fue un Santo que recibió un don especial que lo hizo fundador de variadas actividades apostólicas, entre ellas la que más destaca es la fundación de la Congregación de los Hijos del Inmaculado Corazón de María o Misioneros Claretianos.
Los Misioneros Claretianos como hijos del P. Claret participamos del don que el recibió y que fue el anunció del evangelio por todos los medio posibles y por el mundo entero.
Los Misioneros Claretianos como partícipes de esta misión hemos entendido que la educación forma parte del anunció explícito de la Palabra de Dios. En educación podemos evangelizar, podemos hacer la primera evangelización o podemos mantener la fe que se ha sembrado.
En nuestro caso los Misioneros Claretianos de Perú y Bolivia buscamos cuidar la  fe que se ha sembrado y podemos seguir manteniéndola, fortaleciéndola, haciendo de la escuela una comunidad de creyentes, donde se vive la fe, donde damos a conocer a Jesús, donde vivimos en fraternidad y solidaridad.
El P. Claret siempre pensó que esta actividad no la podía hacer solo y desde el principio conto con sacerdotes que le ayudasen en su labor, pero no solo ellos, pensó en una gran legión de laicos, gente intelectual, poetas, maestros etc que desde su tarima puedan ayudar comunicando la buena nueva.
Ahora nosotros contamos con ustedes y sepan que es una preocupación de la congregación que vayamos formando a esos nuevos maestros que integren nuestras filas. Vamos aprovechar para seguir diciendo otros rasgos importantes del don que recibió Claret y que piensa compartirlo con otro.
Otra característica y la especial de ser comunicadores de la buena noticia, del Evangelio, de Jesús. Es su gran amor a la Virgen que lo llevo a él también a ser como ella. ¿Y cómo fue ella?. Puro corazón. Lo que movía a Claret hacer su labor es el amor. Así también a nosotros, nos debe motivar el amor. Tendremos para con Dios Corazón de Hijos, para nuestros estudiantes, corazón de Padre y de Madre y para con nosotros mismos corazón de Juez. Así debe ser nuestro actuar.
El Docente claretiano a partir de la experiencia del fundador tiene que tener un corazón de madre y padre, amar mucho a sus estudiantes, más aun aquellos que son difíciles, que como dice el evangelio, si solo amamos a los que nos aman que merito tiene debemos amar a aquellos que son complicados. Con nosotros mismos corazón de Juez, debemos de ser exigentes en nuestro trabajo y entrega, debemos de prepararnos bien, debemos amar nuestra profesión. Decían que el P. Claret recomendaba que los misioneros que sean enviados a las escuelas deban de querer hacerlo no basta solo con la obediencia sino también con el deseo y la ilusión. Otro elemento importante en el Maestro Claretiano es la humildad, de que vale saber mucho, de que vale ser experto, de que vale tener maestrías, doctorados etc, sino tienes amor y no eres sencillo para saber lo que sabes, rebotaras en el corazón de los demás. El P. Claret ponía un bonito ejemplo sobre esto. Sucede a las personas que no son humildes como la gallina que pone huevos. Si ella no hiciera escandalo con ello nadie se enteraría y nadie le quitara sus apreciados huevos, pero por cacarear llama la atención y le quitan el fruto  de su  naturaleza.
Hay que también saber hacer con otros. El P. Claret  tenía muy claro que esta buena noticia se trasmite en testimonio con otros y trabajando con otros. No se puede trabajar aisladamente se debe trabajar en equipo. Esta debe ser una característica de los que trabajamos en el claretiano, llevarnos bien, sabernos perdonar, intentar hacer las cosa en equipo, compartir de los que sabemos, aprender de los demás, todo esto forma parte del carisma claretiano y esto nos debe identificar.
Como verán no les he hablado de nuestros Santo Patrono pero he recogido aquellos elementos importantes de su vida y proceder, creo que está en ustedes leer sobre él, conocer su vida y que tendrán la oportunidad de hacerlo durante todo este tiempo.

Bienvenido a la Familia Claretiana.

No hay comentarios: