sábado, 27 de abril de 2013

Jornada de la Infancia Misionera 2013


Hoy en el coliseo de nuestro colegio vivimos la jornada nacional de infancia misionera, estuvieron niños y adolescentes procedentes de diversas parroquias y colegios de Lima. Estuvo presente el P. Director de la Obras Misionales Pontificias en el Perú. Nuestro colegio se hiso presente a través de un pequeño coro, acompañamos la imagen del Corazón de María en el inicio de la paraliturgia y tambien se presento un baile misionero. Agradecemos a todos por su participación.

jueves, 7 de marzo de 2013

Recuerdo mis primeros días en el colegio, cuando por necesidad de espacio, nos trasladaron del colegio de Magdalena a la sede que hoy comparto como mi centro de labores, mi segundo hogar. Me quede maravillado por las dimensiones, por el bosque que había, lo que hoy son las canchas auxiliares de futbol, esos primeros días fueron de exploración y reconocimiento. Recuerdo también las clases del profesor Novoa, Mejía, del padre “Abejón”, los días de confesiones, del profesor Carrillo y en fin de casi todos mis profesores, de la 5ta nota, de los paseos y campeonatos, la semana del colegio, la kermeses tan esperada, recuerdos que se mantienen en mi memoria, es como cuando uno regresa de viaje después de estar en el extranjero y se vuelve a encontrar con sus orígenes, con sus raíces, con sus calles, con su barrio, algo así siento cada día que ingreso por la misma puerta que hace 28 años me vio egresar, cada pasillo y cada salón, cada patio, cada vez que entonamos el himno del colegio, cada vez que se escucha nuestro lema: “Ser Claretiano es ser cada día mejor”. Hoy me toca como docente no solo transmitir conocimiento, también transmitirles a mis alumnos ese sentimiento que florece cuando te encuentras con un ex alumno, ese sentimiento de fraternidad, de hermandad, de amistad, transmitirles como en la convivencia de 11 años puedes forjar lazos que te duren toda la vida, transmitirles como se hace familia sin tener lazos sanguíneos. Cuando ingreso al colegio, le agradezco a DIOS por dejarme cumplir uno de mis sueños, ser DOCENTE del colegio que me formo, compartir con mis profesores de toda la vida y agradecerles por todo lo que hicieron por mí, agradecerle a los Padres Claretianos por la formación cristiana y moral que nos dieron. Yo soy maestro Claretiano por vocación, por gratitud y me siento orgulloso de ello. Donde tú dices suerte, Yo digo CONSTANCIA Donde tú dices casualidad, Yo digo DISCIPLINA Donde tú dices química, Yo digo TRABAJO Donde tú dices genética, Yo digo SACRIFICIO Cuando tú hablas........Yo....... ESTUDIO. Prof Javier Arevalo

miércoles, 27 de febrero de 2013

"Yo soy Maestro Claretiano"

Queridos compañeros: Les invito a compartir su testimonio de por qué se sienten orgullosos de pertenecer al colegio claretiano. Este será un espacio para que todos podamos compartir y ver los diversos testimonios del porque se sienten orgullosos, seria bueno que despues del testimonio pongan su nombre y su tiempo de servicio. El documento deber ser enviado como comentario para poder subir posteriormente sus palabras. Muchas gracias

jueves, 7 de febrero de 2013

Una mirada misionera

Una mirada de misionero del Colegio Claretiano de Lima. Casi todos son bautizados, pero no conocen a su Dios y Señor. Viven como si no tuvieran fe, pocos van a misa, casi todos los alumnos cumplen con recibir los sacramentos, pero lo hacen como una cuestión social, no les dice nada a su vida, ni cambia su vivir. Vemos a las parejas en una constante desintegración familiar, quizá paso el entusiasmo de enamorados, no procuran luchar por mantenerse unidos, otros cubren su realidad, para aparentar algo que no son, mienten por el solo hecho de buscar una matrícula en el colegio que desean que sus hijos estén. Se vive de apariencias, quieren mostrar lo que no son tanto moralmente como económicamente, piensan que son las buenas relaciones y la apariencia del tener lo que da prestigio, buenas amistades, asistencias a clubes, viajes al exterior etc. La amistad que surge entre las familias están cimentadas sobre arena y no sobre piedra. Las normas no cumplen su objetivo, muchas veces se utiliza la excepción, los acuerdos que se toman no son cumplidos en su plenitud. ¿Qué le estamos enseñando a nuestros estudiantes? Se está olvidando la misión del maestro que es ser educador en todo momento, se ve la profesión como un trabajo por el cual recibo un pago salarial y tengo una cierta seguridad laboral. No estamos siendo esos maestros de vocación y nos engañamos a nosotros mismos. Creo que se está perdiendo el reconocimiento de la importancia de la labor docente. Creo que el maestro vive también sin Dios no lo conocen suficientemente, no han sentido su llamado. Los pobres para nuestra realidad son nuestros alumnos y padres de familia que hoy necesitan de cada uno de nosotros, ellos son los necesitados de nuestro tiempo y para ellos debemos de redoblar nuestro esfuerzo. Vivimos en la escuela un cierto paraíso, donde se practican los valores, se trabajan las virtudes pero no han logrado calar profundamente en todos nosotros así encontramos niños, jóvenes y familias con un gran potencial de solidaridad pero a su vez terriblemente consumista, saben que Navidad es el nacimiento de Jesus pero inunda la navidad ese viejito panzón que trae regalos para Navidad. Muchas veces para los padres, sus hijos son una riqueza o quizá una propiedad, es por ello que a veces es difícil que un joven o una señorita tome una decisión de ofrecer su vida al Señor, eso es considerado una perdida. Esta mirada misionera es aun parcial quizá faltan más ojos para seguir reconociendo la obra de Dios y como él se manifiesta. El que quiera puede seguir añadiendo eso que falta a esta mirada.

sábado, 26 de enero de 2013


Jesús que equilibrio me pides

Pensé que lo sabia todo Dias buenos, Dias malos, Dias con exitos, Dias con derrotas Siempre en los extremos, A veces podemos llegar a ser muy buenos que nos volvemos permisivos, O tal vez muy malos que nos hacemos odiosos. Podemos hacernos muy religiosos que nos volvemos panteístas o tal vez nos vamos al extremo que DIos nos estorba y nos volvemos ateos. Esta es la rutina de nuestra vida hasta el final de ella. Cuanto anhelamos llegar a el equilibrio Que consiste en: “la virtud está en el medio” El medio es lo que da el equilibrio Y ese equilibrio es la constante búsqueda del hombre. ¿Será que a Dios no le guste el medio? O eres frío o eres caliente, por ser tibio te escupo Dios es el equilibrio que el hombre necesita Mitad hombre mitad Dios, ¡Jesus!. Es Jesus que nos enseña llegar al equilibrio, que nuestra vida busca deseperadamente llegar.

Quiero ser lluvia

Quiero ser lluvia, que agradecida por la gente, es bien recibida. Quiero ser lluvia que empape la tierra Quiero ser lluvia que haga germinar la semilla Quiero ser lluvia que una vez fecunda pase al otro lado de la colina No quiero ser lluvia que arrastre los cultivos o los cerros No quiero ser lluvia que ahogue las simientes No quiero ser lluvia que clame al cielo piedad Quiero ser esa lluvia que acaricie los cerros secos Quiero ser esa lluvia que ayude al campesino en su labor Quiero ser esa lluvia que terminado su trabajo vaya al río para que finalmente vaya al mar y alabe en todo ese proceso a su creador que es Dios que es de donde salió.