miércoles, 23 de septiembre de 2009

Continuamos comentando el ensayo

Seguimos con los comentarios acerca del Ensayo. Veamos un bloque más de este texto:

“...Si vemos más allá, a nivel social, lo que se está conformando es una estructura clasista de la sociedad, en la que las familias con recursos tienen a sus hijos en unos colegios y el resto de la población en otras. Para la congregación el negocio no está nada mal. Se ha creado un hoyo de mercado entre un grupo social con recursos; pero dejemos de lado esto, que creo que hay más aspectos de los cuales reflexionar.”

Llama la atención que el joven se siente perteneciente a una clase social, la cual no crítica sino solo señala formar parte de ella y que habría que admitir que esta “clase social” es la que cubre le ineficacia del Estado de llegar a brindar una educación de calidad para todos.

Me pregunto y quizá le preguntaría al joven, que seria de la educación nacional sino hubiera padres que cubrieran la educación de sus hijos de una manera privada, a lo mejor estos mismos jóvenes no tuvieran las posibilidades de estudios y de desarrollo en la cual se encuentran. Esta “clase social” es la que soluciona el problema de la educación en el país.

Dice también que para la congregación el colegio es un negocio. Aquí tenemos que ser claros y que no es cuestión solo de nosotros los Misioneros Claretianos. Para nosotros un colegio es una plataforma de evangelización, es un lugar donde podemos anunciar la buena noticia de Jesús. Y a su vez es también una inversión para sostener nuestros obras de apostolado y nuestro servicio misionero a los necesitados, porque de aquí se ayuda para poder ayudar en lugares difíciles de evangelización y otras obras de la congregación a nivel mundial. Si esto se entiende por negocio, Bienvenido sea.
Luego seguiremos.

No hay comentarios: