martes, 20 de octubre de 2009

En defensa de la Vida

Todo este tema de la despenalización del aborto tiene una gran cola, la cual no puede ser admitida en ninguna de las circunstancias, porque estamos hablando de algo sagrado que es la Vida, la que hay que respetar, tanto la que está en evolución como la que de está en descenso.
Todo hombre de buena voluntad y aún mas los creyentes no podemos quedar ajenos a un mensaje como este.
Hay que descartar de cuajo que la vida que lleva una mujer dentro no es su cuerpo y es una vida totalmente independiente. Admitir un aborto por una deficiencia como un síndrome de down seria tan penosa cuando sabemos que los padres que tienen niños de esta condición ven en ellos unas personas con cualidades y muy cariñosas que pueden surgir y salir adelante.
Voy a plantear algo que a la larga si admitimos una despenalización del aborto sería un paso mas para lograr este objetivo.
Que pasa si una chica de 14 años sale embaraza por probar "lo que se siente" o por creer complacer a su enamorado con "la prueba del amor".
Ella no pensó en una situación como está, no está preparada ni él para ser padre, ni ella para ser madre. A lo mejor están estudiando en el colegio. A lo mejor las amigas de la mamá se reirían de lo que paso a su hija. No se les puede frustar sus vidas de éxito. Pero han traído una vida al mundo.
Razones suficiente para justificar un aborto. Pero, ¿Está bien este pensamiento? ¿Se puede justificar la muerte de un ser vivo por complacer a otros?.
¿Donde está ese amor heroica de madres que darían la vida por sus hijos, que preferirían ellas morir por dejar vivir a su hijos?
Pensemos bien, las consecuencias que trae una decisión como esta. Suceda lo que suceda el creyente jamas podrá admitir una situación como esta.

No hay comentarios: