lunes, 6 de febrero de 2012

Marcos, 7, 14 - 23

Reflexionaba sobre lo que dice el texto, y le daba la razón a Jesús: " nada que entre de fuera puede hacer impuro al hombre, lo que sale de dentro, eso si mancha al hombre."
En el corazón se cobija lo bueno y lo malo del hombre, lo perverso o la bondad. ¿Qué queremos hacer brotar? Somos creaturas de bien y estamos hechos para el bien, de nuestro corazón deben de brotar cosas buenas como por ejemplo la bondad en el trato con los demás, los buenos propósitos al hacer nuestra labor, la verdad al emitir un juicio, la justicia cuando tengamos que decidir, el control de nuestros impulsos para tratar bien a nuestros educandos y a los demás, el entusiasmo al hacer nuestros proyectos, todo lo bueno debe brotar de nuestro corazón.
Espero que todos estén realizando un buen trabajo con todo el entusiasmo y cariño que brota de cada uno de sus corazones.
Gracias

1 comentario:

Elizabeth dijo...

Es verdad que nada que entre de fuera puede hacer impuro al hombre, pero pienso en nuestros alumnos que son constantemente bombardeados de muchas cosas negativas y no tienen la fuerza del amor de Dios en sus corazones,no tienen una familia que les sirva de apoyo y ejemplo, todo esto hace que cambien y se vuelvan frios, indiferentes, materialistas.
Tenemos una labor muy grande, "salvar esos corazones que no saben como ser buenos"